Domina Conceptos Médicos

Estudia para la escuela de medicina y tus examenes con Lecturio.

Fracturas de Toddler

Una "fractura de Toddler" es una fractura en espiral u oblicua de la tibia distal en niños pequeños, resultante de un traumatismo de baja energía con un componente de rotación/torsión. Estas fracturas se observan a menudo en niños que están aprendiendo a caminar y que no tienen un antecedente específico de traumatismos. En ocasiones, el niño puede presentar una claudicación dolorosa o rechazo a soportar peso en la extremidad afectada. El tratamiento incluye analgesia e inmovilización de la pierna lesionada durante varias semanas.

Última actualización: 11 Mar, 2022

Responsabilidad editorial: Stanley Oiseth, Lindsay Jones, Evelin Maza

Descripción General

Definición

Las fracturas espirales no desplazadas de la tibia distal suelen denominarse «fracturas de Toddler», ya que suelen observarse en niños que acaban de empezar a caminar.

Epidemiología

  • Se observa con mayor frecuencia en niños de 9 meses a 3 años de edad, con un pico a los 27 meses
  • Puede observarse en niños de hasta 11 años de edad
  • Se observa con mayor frecuencia en la tibia, pero puede afectar a todos los huesos de las extremidades inferiores
  • Más común en los varones

Etiología

  • Mecanismo:
    • Niños menores:
      • Torsión del pie de baja energía con rodilla fija
      • A menudo se observa en los niños que están aprendiendo a caminar
    • Niños mayores: traumatismo directo
  • Es menos probable que se asocie con el maltrato infantil que con las fracturas de la esquina metafisaria o del anillo apofisario

Diagnóstico y Tratamiento

Presentación clínica

El diagnóstico de la fractura de Toddler puede ser difícil debido a la falta de documentación del traumatismo y a la incapacidad del niño para localizar la lesión:

  • Puede presentarse con claudicación, marcha antálgica o rechazo a soportar peso
  • El retraso en la presentación es común.
  • Los síntomas sistémicos (e.g., fiebre) deben hacer sospechar una etiología infecciosa (artritis séptica, osteomielitis, miositis) o una sinovitis transitoria.

Signos:

  • Raramente, edema y sensibilidad localizada
  • Sensibilidad a la palpación sobre la tibia distal
  • La torsión suave del tobillo y la rodilla en direcciones opuestas provoca dolor tibial.
  • El dolor puede ser provocado por la dorsiflexión del tobillo.
  • No hay desplazamiento o deformidad evidente
  • El paciente suele estar más cómodo en el regazo del cuidador durante el examen
Exploración de la fractura de toddler

Hallazgo en el examen físico de la fractura de Toddler:
La torsión suave del tobillo y la rodilla en direcciones opuestas provoca dolor tibial. Durante la exploración de la cadera, las fuerzas de cizallamiento rotativo que actúan sobre la pierna (flechas) pueden provocar dolor en una tibia lesionada y esto puede confundirse con una sensibilidad en la cadera.

Imagen: “Examination of hip rotations” por American Hospital, Department of Orthopaedics and Traumatology, Istanbul, Turkey. Licencia: CC BY 2.0

Imagenología

  • Deben obtenerse 2 proyecciones (anteroposterior y lateral); puede ser útil una oblicua adicional.
  • Los hallazgos radiológicos iniciales pueden ser sutiles:
    • Línea de fractura a menudo débil o ausente
    • Puede confundirse con un vaso sanguíneo
  • Posibles hallazgos:
    • Fractura en espiral u oblicua de la tibia media o distal
    • Puede observarse una reacción perióstica con una presentación tardía.
  • Si la radiografía es negativa, pero la sospecha clínica es alta, puede ser necesario repetir la imagenología después de 1–2 semanas para permitir la formación de nuevo hueso perióstico.
  • En algunos casos, pueden ser necesarias otras modalidades de imagenología (e.g., resonancia magnética (RM) y gammagrafía ósea) para descartar otros diagnósticos graves (e.g., osteomielitis).

Tratamiento

Estas fracturas no suelen estar desplazadas y se tratan de forma no quirúrgica.

  • Terapia de soporte:
    • Analgesia
    • Hacer que no soporte peso o que se modifique el peso sobre la extremidad afectada.
  • Inmovilización:
    • Yeso en la pierna durante 2–3 semanas
    • Seguimiento con una férula de pierna corta durante 2–3 semanas más

Relevancia Clínica

Consideraciones esenciales en el diagnóstico diferencial de un niño que presenta claudicación:

  • Sinovitis transitoria: afección inflamatoria aguda y autolimitada que afecta la cadera. La causa más común de dolor de cadera en niños. Se presenta como un niño de buena apariencia con claudicación o rechazo a soportar peso. Muchos pacientes informan de un antecedente reciente de una enfermedad similar a gripe. El examen físico del lado afectado muestra una ligera restricción de la amplitud de movimiento con irritabilidad de la cadera.
  • Osteomielitis aguda: infección ósea aguda a menudo causada por la propagación hematógena de un patógeno bacteriano. El organismo causal más comúnmente identificado en los niños es el Staphylococcus aureus. Los pacientes pueden presentar fiebre, pérdida de peso, eritema, edema, sensibilidad a la palpación y marcha antálgica. Las pruebas diagnósticas de apoyo incluyen pruebas de laboratorio para detectar inflamaciones e infecciones e imagenología apropiada. El diagnóstico definitivo suele requerir una biopsia. El tratamiento incluye antibióticos parenterales después de obtener los cultivos.
  • Artritis séptica: infección bacteriana, vírica o fúngica de la membrana y el líquido sinovial de la articulación. El organismo causal más común es S. aureus. La mayoría de los casos son monoarticulares, y las articulaciones de la cadera y la rodilla son las más afectadas. Los niños suelen presentar una disminución de la amplitud de movimiento o una marcha dolorosa, fiebre, edema e irritabilidad. La aspiración y posterior estudio del líquido sinovial es tanto diagnóstico como terapéutico. La terapia antibiótica está indicada y debe iniciarse tan pronto como se obtengan los cultivos.
  • Osteosarcoma: el tumor maligno primario más frecuente del hueso, que se encuentra con mayor frecuencia alrededor de la rodilla y que provoca dolor localizado, calor, edema y claudicación. Tiene una distribución bimodal que afecta a los niños (normalmente de 10 + años de edad) y a los pacientes de edad avanzada.

Fracturas frecuentes observadas en el grupo de edad pediátrico:

  • Fractura en tallo verde: fractura de espesor parcial que implica la rotura completa de la corteza y el periostio en un solo lado del hueso. Se denomina «en tallo verde», ya que se asemeja a la rotura de una rama viva y «verde», en la que un lado del palo permanece intacto. Alto riesgo de refractura, por lo que debe ser inmovilizada completamente. Raramente, requiere reducción, pero debe tratarse con precaución para evitar la mal-unión o deformidades en la angulación; a menudo debe referirse para un seguimiento ortopédico.
  • Fractura supracondílea: fractura completa que afecta al húmero distal tras una caída sobre la mano extendida. Es común en las fracturas de codo en los niños. Requiere una consulta ortopédica inmediata, ya que muchos casos están asociados a lesiones neurovasculares y requieren una intervención quirúrgica.
  • Fractura en rodete o tipo Torus: fractura que afecta al hueso metafisario en crecimiento, secundaria a una carga de compresión, en la que el hueso se dobla o comprime. Generalmente, se considera una fractura estable. Se trata con inmovilización y tiene buen pronóstico.

Referencias

  1. Mashru RP, Herman MJ, Pizzutillo PD. Tibial shaft fractures in children and adolescents. J Am Acad Orthop Surg. 2005 Sep;13(5):345-52. doi: 10.5435/00124635-200509000-00008. PMID: 16148360.
  2. Patel NK, Horstman J, Kuester V, Sambandam S, Mounasamy V. Pediatric Tibial Shaft Fractures. Indian J Orthop. 2018;52(5):522-528. doi:10.4103/ortho.IJOrtho_486_17
  3. Setter KJ, Palomino KE. Pediatric tibia fractures: current concepts. Curr Opin Pediatr. 2006 Feb;18(1):30-5. doi: 10.1097/01.mop.0000192520.48411.fa. PMID: 16470159. Retrieved February 8, 2021, from https://online.boneandjoint.org.uk/doi/full/10.1302/2058-5241.3.170049

USMLE™ es un programa conjunto de la Federation of State Medical Boards (FSMB®) y la National Board of Medical Examiners (NBME®). MCAT es una marca registrada de la Association of American Medical Colleges (AAMC). NCLEX®, NCLEX-RN® y NCLEX-PN® son marcas registradas del National Council of State Boards of Nursing, Inc (NCSBN®). Ninguno de los titulares de las marcas registradas está avalado ni afiliado a Lecturio.

Estudia desde donde sea

Lecturio Medical es el complemento perfecto para la escuela de medicina. Estrategias de aprendizaje basadas en la evidencia, videos, preguntas de repaso, y mucho más – todo combinado en un recurso
fácil de usar.

Maximiza tu aprendizaje con Lecturio

Complementa tus estudios de medicina con Lecturio, una plataforma todo-en-uno fundamentada en estrategias de aprendizaje
basadas en la evidencia.

User Reviews

¡Hola!

Esta página está disponible en Español.

🍪 Lecturio utiliza cookies para mejorar su experiencia de uso. Al continuar utilizando nuestro servicio, usted acepta nuestra Declaración de Privacidad de Datos.

Details