Domina Conceptos Médicos

Estudia para la escuela de medicina y tus examenes con Lecturio.

Absceso de Tejidos Blandos

Un absceso es una acumulación de pus en la dermis o tejido subcutáneo. Los abscesos son una de las infecciones más frecuentes de la piel y los tejidos blandos. Aunque los abscesos pueden ocurrir de forma espontánea, a menudo se identifican factores predisponentes como abrasiones y pinchazos. Un paciente con un absceso cutáneo suele presentarse con una masa sensible, fluctuante y localizada que parece enrojecida y cálida. La incisión y el drenaje son los pilares del tratamiento, pero se pueden usar antibióticos según el tamaño del absceso y los factores de riesgo del paciente para una infección grave.

Última actualización: 13 Abr, 2022

Responsabilidad editorial: Stanley Oiseth, Lindsay Jones, Evelin Maza

Descripción General

Definición

El absceso de tejidos blandos es una acumulación de pus en la dermis o tejido subcutáneo.

Epidemiología

  • La incidencia de abscesos aumentó a lo largo de la década de 1990; asociado con un aumento de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA, por sus siglas en inglés).
  • Desde el año 2000, la incidencia de abscesos se ha estancado.
  • Los abscesos pueden desarrollarse en cualquier lugar, pero comúnmente se observan en el tronco, las extremidades, las axilas y los gluteos.

Etiología

Agentes causales:

  • S. aureus (75% de los casos):
    • S. aureus sensible a meticilina (MSSA, por sus siglas en inglés)
    • MRSA
  • Polimicrobiano:
    • S. aureus
    • Streptococcus pyogenes
    • Bacilos gramnegativos
    • Anaerobios
  • Organismos raros:
    • Micobacterias
    • Nocardia
    • Hongos (criptococos, blastomicosis)
  • Estéril: por inyectarse drogas irritantes.

Factores de riesgo:

  • Pérdida de la integridad de la piel debido a:
    • Trauma (e.g., abrasiones)
    • Inflamación (e.g., dermatitis atópica)
    • Uso de drogas intravenosas
  • Inmunosupresión (e.g., diabetes mellitus)
  • Infección cutánea preexistente (e.g., foliculitis)
  • Obesidad
  • Colonización por MRSA
  • Insuficiencia venosa
  • Linfedema

Fisiopatología y Presentación Clínica

Fisiopatología

  • Rotura de la barrera cutánea → introducción de infección / agente causal
  • La lesión celular local y la necrosis provocan la liberación de citoquinas.
  • Las células inflamatorias son atraídas hacia la fuente de infección/irritación.
  • Encapsulación por células circundantes:
    • Previene la propagación de infecciones.
    • Sin embargo, también inhibe la penetración de las células inmunitarias y los antibióticos.
  • La infección en un espacio cerrado (e.g., glándula sudorípara o glándula perianal bloqueada, folículo piloso) también facilita el desarrollo de abscesos.
  • El pH bajo dentro de la cavidad del absceso disminuye aún más la eficacia de los antibióticos.

Presentación clínica

  • Hinchazón o nódulo discreto:
    • Sensible
    • Fluctuante
    • Eritematoso
  • Induración circundante
  • +/- Rayas enrojecidas
  • +/- Linfadenopatía regional
  • +/- Drenaje purulento espontáneo
  • El dolor generalmente mejora cuando el nódulo comienza a drenar.
  • Síntomas sistémicos:
    • Fiebre
    • Malestar
    • Escalofríos
    • Sudor

Diagnóstico

Los abscesos de tejidos blandos generalmente se diagnostican según el examen físico y el antecedente clínico.

Estudios de laboratorio

  • No es necesario en casos de rutina.
  • La biometría hemática puede mostrar leucocitosis.
  • ↑ Marcadores inflamatorios (velocidad de sedimentación globular, proteína C reactiva)
  • Hemocultivos y cultivos de heridas obtenidos si:
    • Manifestaciones sistémicas graves
    • Presencia de celulitis extensa
    • Extremos de la edad
    • Infecciones recurrentes
    • Fracaso de los antibióticos iniciales
    • Inmunodeficiencia (e.g., neutropenia, diabetes)
    • Circunstancias especiales (mordedura de animal, exposición inusual)

Imagenología

  • No es necesario si el absceso es evidente en el examen físico
  • Ultrasonido: muestra masa hipoecoica
  • TC con contraste si:
    • Hay preocupación por celulitis más extensa o fascitis necrotizante
    • El absceso se manifiesta como una lesión que realza el borde.
Absceso de tejidos blandos en ecografía

Un ultrasonido que muestra un área hipoecoica rodeada por una inflamación de los tejidos blandos compatible con un absceso.

Imagen: “Abscess” por Section of Emergency Medicine, Department of Medicine, Louisiana State University Health Sciences Center, New Orleans, LA 70112, USA. Licencia: CC BY 3.0

Tratamiento

Casos no complicados

  • Incisión y drenaje son los pilares del tratamiento.
  • Si el absceso mide > 5 cm, el taponamiento de la cavidad del absceso puede ayudar a mantenerlo abierto y drenado.
  • Se deben considerar los antibióticos orales complementarios durante 7–14 días:
    • Para abscesos > 2 cm
    • Múltiples abscesos
    • Inmunodeficiencia/comorbilidades médicas
    • Síntomas sistémicos (fiebre, taquicardia)
    • Válvula protésica (riesgo de endocarditis)
    • Otros dispositivos protésicos (e.g., prótesis articulares, injertos vasculares)
  • Antibióticos con cobertura estafilocócica y estreptocócica:
    • Trimetoprim/sulfametoxazol
    • Cefalosporinas
    • Clindamicina
  • Medidas complementarias:
    • Elevación de la extremidad afectada ↓ la hinchazón
    • Compresas tibias (para promover el drenaje)
    • Fiebre sintomática y tratamiento del dolor.

Casos que requirieron hospitalización y antibióticos intravenosos

  • Abscesos muy grandes con celulitis extensa
  • Presentación grave: ampollas, necrosis cutánea, signos de sepsis
  • Ancianos
  • Lactantes
  • Inmunodeficiencia significativa/diabetes mal controlada
  • No mejora con antibióticos orales
  • Antibióticos intravenosos:
    • Cobertura estreptocócica y estafilocócica
    • Cefazolina, ceftriaxona, cefepima o clindamicina
  • Tratamiento quirúrgico:
    • El drenaje sigue siendo el pilar del tratamiento.
    • Puede ser necesario realizarlo en el quirófano bajo anestesia general
    • Es posible que se requiera desbridamiento de tejidos:
      • Para abscesos extremadamente grandes o profundos con necrosis tisular
      • Necrosis cutánea

Diagnóstico Diferencial

  • Celulitis: una infección cutánea bacteriana común y dolorosa que afecta las capas más profundas de la dermis y el tejido subcutáneo. Se presenta como un área eritematosa y edematosa que se siente cálida y sensible al tacto. Causado más comúnmente por S. aureus y S. pyogenes. El diagnóstico suele ser clínico y el tratamiento se realiza con antibióticos en función de los microorganismos sospechosos.
  • Fascitis necrotizante: una infección rápidamente progresiva que produce una necrosis extensa del tejido subcutáneo, la fascia y el músculo. Más comúnmente causado por estreptococos del grupo A, pero a menudo involucra a otros tipos de bacterias en una infección mixta. Se presenta con necrosis, crepitación, ampollas y decoloración de la piel de color púrpura. El tratamiento consiste en un desbridamiento quirúrgico urgente con antibióticos de amplio espectro.
  • Dermatitis: término general para una erupción cutánea edematosa. Causado por una infección o una reacción alérgica, generalmente no por bacterias. El diagnóstico se establece clínicamente. El tratamiento es con antihistamínicos y esteroides tópicos.
  • Foliculitis: inflamación localizada del folículo piloso o de las glándulas sebáceas causada principalmente por S. aureus. Se presenta como eritema, pápulas, pústulas y dolor a la palpación del área afectada. El diagnóstico se realiza clínicamente y el tratamiento incluye limpiadores de piel con antibióticos y, a veces, antibióticos sistémicos.
  • Impétigo: una infección cutánea muy contagiosa de la epidermis superior. Causado por S. aureus o Streptococcus del grupo A. Se presenta con un área eritematosa cubierta por pequeñas vesículas, pústulas y / o costras color miel. El tratamiento es con antibióticos.
  • Síndrome de piel escaldada por estafilococos: un trastorno cutáneo con ampollas causado por una infección local generalmente debida a S. aureus. Se presenta con fiebre y eritema doloroso difuso, ampollas intraepidérmicas y desprendimiento de la capa superficial de la piel, dejando un aspecto rojo y escaldado. El tratamiento implica antibióticos por vía intravenosa.
  • Quiste epidermoide: el quiste cutáneo más común, generalmente se presenta como un nódulo dérmico del color de la piel, a veces con un punto central. Diagnosticado clínicamente y tratado con escisión quirúrgica u observación. Puede infectarse de forma secundaria y convertirse en un absceso, en cuyo caso los quistes se presentan como nódulos sensibles, eritematosos y fluctuantes, a menudo con drenaje espontáneo.
  • Hidradenitis supurativa: infección supurativa crónica de las glándulas sudoríparas que se manifiesta principalmente en las áreas intertriginosas (axilas, ingles, pliegues inframamarios). La hidradenitis supurativa por lo general se presenta como nódulos cutáneos e induración a menudo asociados con múltiples senos de drenaje. El diagnóstico se establece clínicamente y el tratamiento incluye antibióticos y escisión quirúrgica.

Referencias

  1. Spelman D., Baddour LM (2020). Cellulitis and skin abscess in adults: Treatment. UpToDate. Retrieved January 30, 2021, from https://www.uptodate.com/contents/cellulitis-and-skin-abscess-in-adults-treatment
  2. Spelman D., Baddour LM (2020). Cellulitis and skin abscess: Epidemiology, microbiology, clinical manifestations, and diagnosis. UpToDate. Retrieved January 30, 2021, from https://www.uptodate.com/contents/cellulitis-and-skin-abscess-epidemiology-microbiology-clinical-manifestations-and-diagnosis
  3. Stevens DL y col. (2014). Infectious Diseases Society of America. Practice guidelines for the diagnosis and management of skin and soft tissue infections: 2014 update by the Infectious Diseases Society of America. Clin Infect Dis.

USMLE™ es un programa conjunto de la Federation of State Medical Boards (FSMB®) y la National Board of Medical Examiners (NBME®). MCAT es una marca registrada de la Association of American Medical Colleges (AAMC). NCLEX®, NCLEX-RN® y NCLEX-PN® son marcas registradas del National Council of State Boards of Nursing, Inc (NCSBN®). Ninguno de los titulares de las marcas registradas está avalado ni afiliado a Lecturio.

Estudia desde donde sea

Lecturio Medical es el complemento perfecto para la escuela de medicina. Estrategias de aprendizaje basadas en la evidencia, videos, preguntas de repaso, y mucho más – todo combinado en un recurso
fácil de usar.

Maximiza tu aprendizaje con Lecturio

Complementa tus estudios de medicina con Lecturio, una plataforma todo-en-uno fundamentada en estrategias de aprendizaje
basadas en la evidencia.

User Reviews

¡Hola!

Esta página está disponible en Español.

🍪 Lecturio utiliza cookies para mejorar su experiencia de uso. Al continuar utilizando nuestro servicio, usted acepta nuestra Declaración de Privacidad de Datos.

Details