Achieve Mastery of Medical Concepts

Study for medical school and boards with Lecturio

Tejido Adiposo: Histología

El tejido adiposo es un tipo especializado de tejido conectivo que tiene funciones estructurales y metabólicas muy complejas, como el almacenamiento de energía, la homeostasis de la glucosa y una multitud de capacidades endocrinas. Los adipocitos y sus células estromales y macrófagos asociados expresan múltiples hormonas, factores de crecimiento y citoquinas. Existen tres tipos de tejido adiposo: el tejido adiposo blanco, el tejido adiposo pardo y el tejido adiposo beige o “brite”, que es una forma transitoria. El tejido adiposo pardo está presente sobre todo en el feto y en los niños pequeños, y su principal objetivo es la termogénesis. Los pequeños depósitos de tejido adiposo pardo persisten en la vida adulta. El tejido adiposo blanco es el principal tejido adiposo en los adultos, y desempeña un papel en varios estados de enfermedad, sobre todo en la obesidad, síndrome metabólico y diabetes de tipo 2.

Última actualización: Jul 18, 2022

Responsabilidad editorial: Stanley Oiseth, Lindsay Jones, Evelin Maza

Descripción General

Definición

El tejido adiposo es un tipo de tejido conectivo laxo compuesto principalmente por células denominadas adipocitos.

Composición

  • Adipocitos
  • Fracción vascular estromal:
    • Preadipocitos
    • Fibroblastos
    • Células endoteliales vasculares
    • Células inmunitarias (macrófagos del tejido adiposo mayor)

Tipos de tejido adiposo

Dos tipos clásicos:

  • Tejido adiposo blanco:
    • Tipo predominante en adultos
    • Principal fuente de energía, almacenada en forma de triglicéridos
    • Contienen una sola gota grande de lípidos (unilocular)
  • Tejido adiposo pardo o marrón:
    • Color marrón debido a una mayor vascularidad y más mitocondrias
    • Presente en grandes cantidades durante la vida fetal (~ 5% de la masa corporal del recién nacido)
    • Persiste en la vida adulta en cantidades mucho menores
    • Contiene una gran cantidad de pequeñas gotas de lípidos (multilocular)
    • Genera calor corporal

3er tipo transitorio, recientemente descrito:

  • Tejido adiposo beige, “inducible” o “brite” (= “marrón en blanco”)
  • Fase de transición/transformación, en la que el tejido adiposo blanco se convierte en tejido adiposo marrón (pardeamiento del tejido adiposo blanco) o viceversa por expresión genética diferencial, en respuesta a las necesidades termogénicas

Distribución anatómica

  • Grasa subcutánea: debajo de la piel
  • Grasa visceral: alrededor de los órganos internos
  • Médula ósea amarilla
  • Intermuscular
  • Tejido mamario
  • Distribución del tejido adiposo pardo:
    • Feto: prominente en las regiones cervical posterior, axilar, suprailíaca y perirrenal; también en las regiones interescapular y deltoidea
    • Adultos: persiste alrededor de los riñones, las suprarrenales, la aorta, el mediastino y el cuello
Tejido adiposo

Tejido adiposo subcutáneo

Imagen: “Adipose Tissue” por Bruce Blaus. Licencia: Dominio Público, editado por Lecturio.

Desarrollo

Desarrollo embrionario

Tejido adiposo blanco:

  • De 14 a 24 semanas de gestación:
    • Los adipocitos se diferencian de las células mesenquimales indiferenciadas perivasculares o de las células madre y progenitoras, y expresan los factores de transcripción del receptor gamma/receptor X de los proliferadores de peroxisomas (PPARɣ/RXR, por sus siglas en inglés).
    • Los adipocitos que surgen en las zonas subcutáneas son distintos molecularmente y funcionalmente, en comparación a los que surgen en las zonas viscerales.
    • El PPARɣ se considera el regulador principal de la adipogénesis.
  • Los lipoblastos precursores acumulan pequeñas vacuolas de lípidos en su citoplasma, que se fusionan para convertirse en adipocitos uniloculares más grandes típicos del tejido adiposo blanco.

Tejido adiposo pardo o marrón:

  • Surge de las células progenitoras miogénicas del esqueleto, con una estrecha relación similar con la angiogénesis, y expresa los factores de transcripción PR domain–containing 16 (PRDM16, por sus siglas en inglés) y PPARɣ coactivador 1 (PGC-1, por sus siglas en inglés)
  • Los lipoblastos acumulan pequeñas vacuolas de lípidos, que permanecen separadas para convertirse en los típicos adipocitos multiloculados del tejido adiposo pardo.

Desarrollo postembrionario

  • El crecimiento en número y tamaño de los adipocitos continúa durante la pubertad.
  • Pueden seguir formándose nuevos adipocitos a lo largo de la vida, especialmente si se produce una sobrealimentación (hiperalimentación).
  • Las células madre y los preadipocitos pueden dividirse; las células adiposas maduras no.
  • Depósitos de grasa sanos y no sanos:
    • El tejido adiposo blanco subcutáneo, especialmente el de la región glúteo–femoral, se considera metabólicamente sano.
    • El tejido adiposo blanco visceral está asociado a la inflamación y al aumento del riesgo de enfermedades metabólicas.

Diferencias sexuales

  • Comienzo en la infancia temprana
  • Las chicas jóvenes tienen más tejido adiposo que los chicos jóvenes
  • Después de la pubertad, la distribución y la fisiología difieren.
  • Relacionado con la secreción de hormonas esteroides

Mujeres:

  • Los estrógenos y la progesterona favorecen la localización de más grasa en la parte inferior del cuerpo.
    • Resultados en el hábito ginecoide de las mujeres (grasa alrededor de las caderas, los muslos y las nalgas)
    • Estos depósitos de grasa son subcutáneos.
  • Después de la menopausia, las mujeres pueden almacenar más grasa alrededor de la cintura y más grasa visceral.
  • Las mujeres siguen acumulando grasa en relación con su peso corporal durante la adolescencia.
  • En las mujeres premenopáusicas, los adipocitos en los glúteos son diferentes porque:
    • Sufren menos lipólisis a pesar de la pérdida de peso porque las células tienen más receptores α2 sensibles a la catecolamina, que inhiben la lipólisis
    • Tienen niveles más altos de lipoproteína lipasa, por lo que captan más triglicéridos circulantes
    • Son más grandes

Hombres:

  • La grasa en la parte inferior del cuerpo se reduce por los andrógenos, produciendo una distribución androide de la grasa.
  • Almacenan más grasa abdominal (visceral)
  • Más propensos a la obesidad “central” (visceral)
  • Alcanzan un pico de contenido de grasa corporal durante la adolescencia temprana

Morfología e Histología

Morfología

Tejido adiposo blanco:

  • Amarillo cadmio brillante, reluciente y de superficie grasienta:
    • El color amarillo lo aportan los carotenoides que se encuentran en muchas verduras y frutas
    • Refleja el metabolismo activo de la grasa en el tejido adiposo blanco
  • Aspecto difuso homogéneo en la sección de corte
  • Septos finos que dividen lóbulos poco definidos
  • Septos más gruesos en zonas de presión mecánica (región glútea)
  • La variación de color indica un proceso patológico:
    • Blanco o amarillo blanquecino: necrosis grasa
    • Amarillo pálido: lipoma
    • De color rojizo a amarillo anaranjado: angiolipoma
    • Nódulos más firmes de color amarillo blanquecino a blanco: liposarcoma

Tejido adiposo pardo:

  • Marrón rojizo debido a la abundante vascularidad y a las numerosas mitocondrias dentro de las células
  • Aspecto lobulado glandular

Beige: tejido adiposo de color marrón más claro que el marrón

Aspecto microscópico

Tejido adiposo blanco:

  • Una célula adiposa blanca madura es esférica; tamaño: hasta 120 μm de diámetro (comparado con el eritrocito = 7 μm, el linfocito = 12–16 μm, el hepatocito = 20–30 μm)
  • Citoplasma: desplazado y comprimido hacia el perímetro por una única vacuola lipídica; compuesto por un 99% de triglicéridos
  • El núcleo:
    • Desplazado periféricamente por una vacuola lipídica
    • Ovalada, delgada y pequeña, con una diminuta vacuola central transparente
  • Membrana basal de los adipocitos: resaltada por las tinciones de reticulina y ácido periódico de Schiff
  • Los lobulillos mal definidos están separados por finas bandas de colágeno que son más gruesas en la región glútea.
  • Estroma: capilares (tienen una relación íntima con cada adipocito, similar a otros órganos endocrinos), fibroblastos, macrófagos, preadipocitos, células madre
Tejido adiposo blanco

Tejido adiposo blanco: células con núcleos aplanados que se localizan en la periferia

Imagen: “White adipose tissue” por OpenStax College, Anatomy and Physiology. OpenStax CNX. Licencia: CC BY 4.0

Tejido adiposo pardo o marrón:

  • Organizado en lóbulos prominentes de células
  • Los lobulillos están divididos por septos que contienen vasos sanguíneos y nervios.
  • Adipocitos del tejido adiposo marrón:
    • Hay células multivacuoladas y algunas univacuoladas.
    • Tamaño: 25–40 μm (el tamaño varía, dependiendo del estado nutricional)
    • Muchas mitocondrias grandes y redondas (dando un aspecto granular al citoplasma)
    • Núcleo: esférico, situado en el centro de las células multiloculares
Tejido adiposo pardo

Tejido adiposo pardo o marrón:
El tejido adiposo pardo contiene adipocitos multivacuolados y tiene un color marrón característico debido a una marcada vascularización (4–5 veces más que el tejido adiposo blanco) y numerosas mitocondrias. Los adipocitos son más pequeños que los del tejido adiposo blanco y el núcleo está situado en el centro; los adipocitos blancos también están dispersos dentro del tejido adiposo marrón normal.

Imagen: “Tecido adiposo multilocular brown adipose tissue” por Lucasmcorso. Licencia: Dominio Público

Grasa beige:

  • Aspecto microscópico intermedio entre el tejido adiposo blanco y el tejido adiposo pardo
  • Varía en función de la fase de inducción

Fisiología

Almacenamiento de lípidos

  • El tejido adiposo blanco es el mayor y más eficiente almacén de energía (en forma de triglicéridos).
  • La lipoproteina lipasa es sintetizada por los adipocitos y transferida a las células endoteliales adyacentes.
  • La lipoproteina lipasa en la superficie luminal de las células endoteliales hidroliza los triglicéridos de los quilomicrones (del intestino) y de las lipoproteínas de muy baja densidad (del hígado).
  • La mayoría de los ácidos grasos libres liberados son captados por las células grasas y reesterificados con fosfato de glicerol dentro del adipocito para formar triacilglicerol.
  • Los triacilgliceroles se almacenan dentro de la gota lipídica del adipocito.
  • Los triacilgliceroles almacenados son movilizados por la lipasa, que hidroliza los triglicéridos almacenados.
  • La movilización de los triacilgliceroles está controlada por factores neuronales y hormonales:
    • Norepinefrina:
      • Activa la lipasa
      • La grasa denervada seguirá depositándose incluso en un estado de inanición.
    • Insulina: estimula la síntesis de lípidos e inhibe la lipasa
    • Glucagón y hormona de crecimiento: activan la lipasa
    • Hormonas tiroideas:
      • Primero aumenta la lipogénesis
      • Entonces causa la lipólisis
    • Los efectos del cortisol dependen del contexto fisiológico.
    • Los andrógenos son antiadipogénicos y los estrógenos son proadipogénicos.
  • Los ácidos grasos libres liberados pueden ser reesterificados o liberados a la circulación y unidos a la albúmina para ser transferidos a otras células.

Función endocrina

El tejido adiposo produce una serie de hormonas y citoquinas.

  • Leptina:
    • Producto proteico del gen ob
    • Actúa sobre el hipotálamo para aumentar el gasto energético y disminuir el apetito
  • Adiponectina:
    • Disminuye la gluconeogénesis y estimula la captación de glucosa
    • Modula el catabolismo de los lípidos
    • La obesidad se asocia con niveles reducidos de adiponectina.
  • Resistina:
    • Aumenta los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés)
    • Asociado a la resistencia a la insulina
    • Efectos proinflamatorios
  • Aromatasa:
    • Convierte la androstenediona en estrona, la principal fuente de estrógenos en los hombres y las mujeres posmenopáusicas
    • Expresado por la fracción de células estromales del tejido adiposo y no por los adipocitos
  • Interleucina-6 (IL-6): (el 30% de la IL-6 procede de los adipocitos, las células estromales y los macrófagos residentes):
    • Estimula la secreción hepática de triglicéridos y los reactantes de fase aguda
    • Aumenta el número y la actividad de las plaquetas
    • Aumenta la expresión de las moléculas de adhesión endotelial
    • La liberación es inducida por el factor de necrosis tumoral α (TNF-α) (implicado en la anorexia del cáncer).
  • Otras citoquinas:
    • TNF-α:
      • Se expresa en los preadipocitos
      • Bloquea la diferenciación a adipocitos maduros
    • Factor de crecimiento de fibroblastos 1:
      • De las células endoteliales microvasculares del tejido adiposo blanco
      • Estimula la diferenciación preadipocitaria y la acumulación de triglicéridos
    • C3 y adipsina: proteínas de la vía alternativa del complemento
    • Inhibidor del activador del plasminógeno 1 (PAI-1, por sus siglas en inglés):
      • Potente inhibidor del sistema fibrinolítico (aumento de las tromboembolias)
      • La insulina induce la expresión de PAI-1 en los adipocitos.
      • La obesidad está asociada a niveles elevados.

Producción de calor

  • Función principal del tejido adiposo pardo: termogénesis sin escalofríos; importante para los recién nacidos
  • El tejido adiposo pardo es muy vascular y está regulado por la estimulación simpática.
  • Muchos adrenoreceptores β1 y β2 regulan la lipólisis y la termogénesis.
  • El tejido adiposo marrón tiene más mitocondrias y de mayor tamaño que el tejido adiposo blanco, y estas poseen una proteína de desacoplamiento única llamada “termogenina” (el producto proteico del gen UCP-1).
  • La termogenina desacopla la oxidación de los ácidos grasos de la generación de ATP.
  • La energía resultante se disipa en forma de calor.

Otras funciones del tejido adiposo

  • Aislamiento del calor y del frío por la capa subcutánea
  • Relleno protector y soporte estructural de órganos viscerales, tejido mamario, tejido periorbitario, médula ósea y en zonas de estrés mecánico (palmas y plantas de los pies)

Relevancia Clínica

  • Obesidad: enfermedad de acumulación excesiva de grasa tanto por hipertrofia como por hiperplasia del tejido adiposo blanco: «Sobrepeso» se define como un IMC (el peso en kilogramos dividido por el cuadrado de la altura en metros) de 25–29,9 y «obesidad» como un IMC ≥ 30. En Estados Unidos, la prevalencia de la obesidad es de aproximadamente el 40%, y esa tasa va en aumento. La obesidad suele deberse a un estilo de vida sedentario y a un aumento de la ingesta calórica, pero también existen causas secundarias poco comunes. La obesidad está asociada a una serie de discapacidades, entre ellas:
    • Hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes mellitus tipo 2
    • Enfermedad cardíaca y dislipidemia
    • Cáncer
    • Osteoartritis, gota
    • Enfermedad del hígado graso no alcohólico, enfermedad de la vesícula biliar, ERGE
    • Enfermedad renal
    • Apnea del sueño, demencia, depresión
    • Aumento de la susceptibilidad a las infecciones, incluida la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), la gripe y las infecciones bacterianas y fúngicas
    • Cambios en la piel, incluyendo estrías, acantosis nigricans (probablemente debido a una hiperinsulinemia sostenida), hirsutismo en las mujeres
    • Síndrome metabólico diagnosticado si se cumplen tres de las cinco condiciones siguientes:
      • Hipertensión
      • Niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés)
      • Obesidad abdominal
      • Aumento de los niveles de triglicéridos
      • Aumento de los niveles de glucosa
      • Mnemotecnia PHATS (en inglés) 3/5: Pressure up (presión alta), HDL low (HDL bajo), Abdominal obesity (obesidad abdominal), Triglycerides up (triglicéridos altos), Sugars up (azúcares altos)
  • Celulitis: problema estético que se refiere a las estrías lineales deprimidas (fenómeno del colchón) o a los hoyuelos en la piel: la celulitis aparece sobre todo en los muslos y la región glútea, es más frecuente en las mujeres y es el resultado de una interfaz dérmico-hipodérmica desigual, con un tejido fibroso que rodea las papilas adiposas que sobresalen. La celulitis es menos frecuente en los hombres porque tienen una interfaz dérmica más suave y sin hilos en las zonas de los muslos y región glútea.
  • Lipodistrofias: síndromes raros, congénitos o adquiridos, asociados a una pérdida de tejido adiposo sano: La lipodistrofia generalizada puede estar asociada a la diabetes, la esteatosis hepática, la pancreatitis y el síndrome metabólico.
  • Necrosis grasa: afección asociada a un traumatismo mecánico (e.g., necrosis grasa de la mama), a una inflamación (e.g., asociada a una pancreatitis aguda) o a una isquemia (e.g., infarto del omental).
  • Embolia grasa: émbolo compuesto por un cúmulo de adipocitos que entra en el torrente sanguíneo y provoca la obstrucción del flujo sanguíneo: Los émbolos grasos pueden presentarse como émbolos pulmonares tras fracturas de los huesos largos debido a la liberación de grasa de la médula ósea.
  • Calcifilaxis: necrosis de la piel y de la grasa subcutánea, con necrosis de pequeños vasos sanguíneos, precipitación de calcio y trombosis: La calcifilaxis es una complicación de la diálisis y de la insuficiencia renal y también se observa en el hiperparatiroidismo primario.
  • Paniculitis: infiltrados inflamatorios en el tejido adiposo subcutáneo: las causas de la paniculitis son múltiples, como la abstinencia de esteroides, la diabetes mellitus, la tuberculosis, las enfermedades pancreáticas, la deficiencia de α1-antitripsina y las enfermedades autoinmunes. La inflamación puede incluir eosinófilos, neutrófilos, granulomas e histiocitos con linfofagocitosis, entre otros. En ocasiones, la paniculitis puede resolverse sin tratamiento, pero suele tratarse con antibióticos y antiinflamatorios.
  • Mesenteritis (paniculitis mesentérica): afección generalmente benigna que se presenta como una lesión que ocupa espacio y que consiste en una inflamación crónica con necrosis de la grasa y proliferación de miofibroblastos que afecta a zonas únicas o múltiples del mesenterio: La inflamación de la mesenteritis suele presentarse con fiebre, pero también puede ser asintomática. Esta enfermedad afecta sobre todo a los hombres entre la quinta y sexta década de la vida. El pronóstico es excelente, ya que la mayoría de las lesiones retroceden en dos años.
  • Tumores:
    • Hibernoma: neoplasia benigna del tejido adiposo marrón: El hibernoma es la única lesión patológica del tejido adiposo marrón. Los tumores se presentan sobre todo en lugares que corresponden a la distribución del tejido adiposo marrón: la zona interescapular, el cuello, el mediastino y la axila. El hibernoma se presenta como una masa subcutánea indolora de crecimiento lento, y puede alcanzar un tamaño de hasta 23 cm. El tratamiento es la escisión quirúrgica.
    • Lipoma: neoplasia benigna de adipocitos (tejido adiposo blanco): el lipoma es el tumor de tejidos blandos más frecuente en los adultos. Existen muchas variantes de lipoma, como el angiolipoma, el lipoma atípico, el mixolipoma y el lipoma de células fusiformes. El lipoma suele presentarse como un nódulo de tejido blando indoloro. El diagnóstico suele establecerse clínicamente y apoyarse en una biopsia de tejido. El tratamiento habitual es la escisión quirúrgica, pero las lesiones asintomáticas más pequeñas pueden no requerir ningún tratamiento.
    • Liposarcoma: un tumor maligno poco frecuente que se origina en los adipocitos. Este tumor es un tipo de sarcoma de tejidos blandos. Los síntomas dependen del lugar de origen. Clínicamente, el liposarcoma puede ser difícil de distinguir de un lipoma. El diagnóstico se establece con una biopsia y la base del tratamiento es la escisión quirúrgica completa.

Referencias

  1. Brooks, J. S. J. (2020). Tejido adiposo. En Mills, S. E. (Ed.), Histology for Pathologists (5th ed., Chap. 6).
  2. Harvey, I., Boudreau, A., Stephens, J. M. Adipose tissue in health and disease. Open Biology, 10(12), 200291. https://doi.org/10.1098/rsob.200291
  3. Pawlina, W., Ross, M.H. (2020). Adipose Tissue. In Histology: A Text and Atlas with Correlated Cell and Molecular Biology (8th ed., Chap. 9)
  4. Akalestou, E., Genser, L., Rutter, G. A. (2020). Glucocorticoid Metabolism in Obesity and Following Weight Loss. Frontiers in Endocrinology, 11. https://doi.org/10.3389/fendo.2020.00059
  5. Stimson, R. H., Anderson, A. J., Ramage, L. E., et al. (2017). Acute physiological effects of glucocorticoids on fuel metabolism in humans are permissive but not direct. Diabetes, Obesidad y Metabolismo, 19(6), 883-891. https://doi.org/https://doi.org/10.1111/dom.12899
  6. Toward a consensus view of mammalian adipocyte stem and progenitor cell heterogeneity. (2020). Trends in Cell Biology, 30(12), 937-950. https://doi.org/10.1016/j.tcb.2020.09.007
  7. Perreault, L., Laferrère, B. (2020). Overweight and obesity in adults: Health consequences. UpToDate. Obtenido el 23 de enero de 2021, de https://www.uptodate.com/contents/overweight-and-obesity-in-adults-health-consequences
  8. Divoux, A., Moutel, S., Poitou, C., Lacasa, D., Veyrie, N., Aissat, A., Arock, M., Guerre-Millo, M., Clément, K. (2012). Mast cells in human adipose tissue: Link with morbid obesity, inflammatory status, and diabetes. Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, 97(9), E1677-E1685. https://doi.org/10.1210/jc.2012-1532

USMLE™ es un programa conjunto de la Federation of State Medical Boards (FSMB®) y la National Board of Medical Examiners (NBME®). MCAT es una marca registrada de la Association of American Medical Colleges (AAMC). NCLEX®, NCLEX-RN® y NCLEX-PN® son marcas registradas del National Council of State Boards of Nursing, Inc (NCSBN®). Ninguno de los titulares de las marcas registradas está avalado ni afiliado a Lecturio.

¡Crea tu cuenta gratis o inicia una sesión para seguir leyendo!

Regístrate ahora y obtén acceso gratuito a Lecturio con páginas de concepto, videos médicos y cuestionarios para tu educación médica.

User Reviews

¡Hola!

Esta página está disponible en Español.

Details