Domina Conceptos Médicos

Estudia para la escuela de medicina y tus examenes con Lecturio.

Enfermedad por Descompresión

La enfermedad por descompresión, conocida informalmente como "la enfermedad del buzo", es una afección causada por la compresión y la descompresión de los gases contenidos en el cuerpo durante el descenso y el rápido ascenso durante el buceo. La presentación clínica de la enfermedad por descompresión puede ser inespecífica y variable, con un tiempo de aparición que puede variar desde inmediatamente hasta 12 horas después de salir a la superficie. El diagnóstico se realiza clínicamente. El tratamiento consta de terapia de soporte temprana y un tratamiento de recompresión hiperbárica realizado en un centro especializado.

Última actualización: Jul 29, 2022

Responsabilidad editorial: Stanley Oiseth, Lindsay Jones, Evelin Maza

Descripción General

Epidemiología

  • Estadísticas de población:
    • Buceo deportivo: 3 casos por cada 10 000 inmersiones
    • Buceo comercial: 1,5–10 casos por cada 10 000 inmersiones
    • 2,5 veces más probable en hombres que en mujeres
  • Factores de riesgo:
    • Detalles de la inmersión:
      • Profundidad
      • Duración
      • Número de inmersiones
      • Tiempo de salida a la superficie entre inmersiones
      • Condiciones del agua
    • Buzo:
      • Peso (la obesidad es predisponente)
      • Antecedentes de enfermedades pulmonares o cardíacas
      • Cortocircuitos cardíacos de derecha a izquierda (e.g., foramen oval permeable)
      • Los buzos inexpertos son los más afectados.
      • Velocidad de ascenso
      • Duración del tiempo entre la altitud baja (buceo con escafandra autónoma) y la altitud elevada (viaje en avión o ascenso por tierra)

Etiología

La enfermedad por descompresión comprende diversos síntomas causados por las burbujas de gas que salen de la solución en el cuerpo luego de ascender tras una inmersión profunda.

  • Es más probable que ocurra cuando:
    • El buceo con escafandra autónoma es seguido por viajes a grandes altitudes
    • Los buzos no se adhieren a los protocolos de inmersión
  • El pánico puede hacer que los buzos asciendan demasiado rápido.

Clasificación

Según la gravedad de los síntomas y la localización de las burbujas de gas:

  • Tipo I: formación leve de burbujas en:
    • Sistema linfático
    • Piel
    • Músculos y articulaciones
  • Tipo II: formación grave/letal de burbujas en:
    • Corazón
    • Pulmones
    • Sistema nervioso central

Fisiopatología

  • Descenso: gas en el cuerpo bajo una mayor presión atmosférica → se disuelve en los tejidos y la sangre
  • Ascenso rápido: presión parcial del gas > presión ambiental → el gas sale de la solución → formación de burbujas
  • Las burbujas afectan:
    • Tejidos de órganos
      • Destrucción/daño mecánico de los tejidos
      • Alteración de la funcionalidad de estructuras importantes
    • Circulación venosa → recoge los gases de los tejidos
      • En cantidades ↓ → las burbujas son asintomáticas y se filtran en los capilares pulmonares
      • En cantidades ↑, las burbujas pueden causar:
        • Respuesta inflamatoria
        • Activación de la cascada de coagulación
        • Daños en el endotelio
        • Activación de la agregación plaquetaria
        • Oclusión del flujo sanguíneo
        • Fuga capilar
Decompression sickness (dcs)

Fisiopatología de la enfermedad por descompresión:
Durante el descenso, el aumento de la presión hace que los gases se disuelvan en los tejidos y la sangre del cuerpo. Durante la descompresión, los tejidos se sobresaturan con estos gases, dando lugar a la formación de gas libre. Estas burbujas de gas pueden filtrarse en los capilares pulmonares en pequeñas cantidades. Sin embargo, en grandes cantidades, los gases pueden provocar una obstrucción vascular directa, la activación de las plaquetas y de las cascadas de coagulación, fugas capilares y respuestas inflamatorias.

Imagen por Lecturio.

Presentación Clínica

  • Inespecífica, depende de:
    • Ubicación de las burbujas de gas
    • Compresibilidad de los gases en el cuerpo
  • Inicio más rápido de los síntomas = ↑ gravedad
    • Los casos graves comienzan < 30 minutos después de salir a la superficie.
    • Los síntomas leves pueden tardar 6 horas en aparecer.
    • El 75% de los casos presentan síntomas en < 1 hora.
  • La mayoría de los casos son leves.
  • Las manifestaciones pulmonares/cardiovasculares pueden ser letales.
Tabla: Manifestaciones clínicas de la enfermedad por descompresión
Neurológicas: cerebral
  • Confusión
  • Alteraciones visuales y del habla
Neurológicas: médula espinal
  • Debilidad muscular
  • Signos de motoneurona superior
  • Parálisis
  • Incontinencia urinaria
  • Alteraciones sensitivas dermatológicas
  • Dolor abdominal
  • Dolor en cinturón
Neurológicas: vestibulococlear
  • Enfermedad de descompresión laberíntica (“los tambaleos”): vértigo central
  • Pérdida de la audición
  • Náuseas y vómitos
Neurológicas: periférico Alteración sensitiva no dermatológica en forma de parches
Musculoesqueléticas Dolor en las articulaciones (“las curvas”)
Oculares
  • Uveítis
  • Conjuntivitis
Pulmonares
  • Tos
  • Disnea
Cardiovasculares
  • Hemoconcentración
  • Coagulopatía
  • Hipotensión
  • Síndrome coronario agudo
Cutáneas
  • Erupción
  • Prurito
  • Ardor
Linfáticas Edema de tejidos blandos
Constitucionales Fatiga y malestar

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en:

  • Antecedentes: relación de los síntomas con un evento de buceo
    • La enfermedad por descompresión debe considerarse en cualquier buzo que manifieste síntomas que no puedan explicarse por otros mecanismos.
  • Imagenología:
    • La tomografía computarizada (TC) puede utilizarse para detectar el fenómeno del vacío del gas atrapado.
    • Resonancia magnética (RM): la más precisa para la detección de lesiones cerebrales y de la médula espinal
Diagnóstico por imagen de la enfermedad por descompresión

Varón de 61 años con experiencia en buceo que se presenta con un diagnóstico de enfermedad por descompresión:
(A) RM de la cabeza que muestra múltiples tromboembolismos cerebrales.
(B) TC del tórax 6 horas después de los primeros síntomas que muestra múltiples tromboembolismos pulmonares de las arterias segmentarias.
TC de seguimiento del tórax 9 horas después: no hay tromboembolismo pulmonar de las mismas arterias segmentarias.

Imagen: “Decompression illness” por Sebastian Klapa et al. Licencia: CC BY 4.0

Tratamiento y Pronóstico

El objetivo principal de la terapia es disolver las burbujas y recomprimir el gas en los fluidos corporales.

Primeros auxilios

  • Posición de Trendelenburg → coloca el tracto de salida del ventrículo derecho por debajo de la cavidad ventricular derecha → el aire migra hacia arriba y se aparta del flujo sanguíneo
  • Líquidos intravenosos
  • Oxígeno suplementario → acelera el lavado de gases inertes

Terapia definitiva

  • Terapia de recompresión en un centro de tratamiento hiperbárico
    • Oxígeno hiperbárico
    • Nunca debe negarse, aunque se retrase el inicio
  • Líquidos intravenosos
  • Se requiere una consulta con un especialista en medicina de buceo/oxígeno hiperbárico, incluso si los síntomas se resuelven.

Prevención

  • Educación de los buzos
  • Examen médico previo a la inmersión y planificación de la inmersión
  • Cumplimiento estricto del curso, el tiempo y la profundidad de la inmersión
  • Ascenso lento y controlado (paradas de descompresión: Los buzos experimentados controlan su ascenso mediante algoritmos que indican cuándo debe detenerse el ascenso a diferentes profundidades para permitir el lavado de gases).
  • Recomendación de evitar las alturas durante las 24 horas posteriores a la inmersión

Contraindicaciones para el buceo en aguas profundas

  • Asma activa
  • Función pulmonar reducida
  • Quistes pulmonares
  • Traumatismo torácico reciente o neumotórax
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Antecedentes de obstrucción intestinal
  • Cirugía cerebral u ocular reciente
  • Convulsiones
  • Diabetes mellitus y episodios de hipoglucemia
  • Antecedentes de síncope

Pronóstico

  • El 75% de los casos se resuelven completamente.
  • El 16% de los casos puede tener síntomas residuales durante hasta 3 meses.
  • La afectación de la médula espinal suele causar daños permanentes.

Relevancia Clínica

Las siguientes afecciones aumentan en gran medida la probabilidad de desarrollar enfermedad de descompresión:

  • Asma: afección inflamatoria crónica de las vías respiratorias caracterizada por la hiperreactividad bronquial, que se presenta como sibilancias, tos y disnea. Las personas con asma tienen un mayor riesgo de sufrir barotraumatismo pulmonar y enfermedad por descompresión, que pueden provocar un neumotórax y dificultades respiratorias. El tratamiento suele requerir la intubación.
  • Neumotórax: acumulación de aire en el espacio pleural que puede producirse por disbarismo, provocando falta de aire e hipoxia. El tratamiento amerita la colocación de un drenaje pleural y oxígeno.
  • Obstrucción intestinal: interrupción del tránsito normal del contenido intestinal, ya sea por una disminución funcional del peristaltismo o por una obstrucción mecánica. La sobrepresurización de los intestinos puede provocar ruptura gástrica, perforación intestinal o neumoperitoneo. El tratamiento suele requerir una intervención quirúrgica.

Referencias

  1. Chandy, D. and Weinhouse, G. Complications of SCUBA diving. (2019). UpToDate. Accessed November 13, 2020 from: https://www.uptodate.com/contents/complications-of-scuba-diving.
  2. Nemer, J. A., & Juarez, M. A. (2020). Dysbarism & decompression sickness. Current medical diagnosis and treatment (2020). New York, NY: McGraw-Hill Education. accessmedicine.mhmedical.com/content.aspx?aid=1166176018
  3. Pollock NW, Buteau D. Updates in Decompression Illness. Emerg Med Clin North Am. 2017 May;35(2):301-319. doi: 10.1016/j.emc.2016.12.002. Epub 2017 Mar 15. PMID: 28411929.
  4. Bennett, M. H., & Mitchell, S. J. (2018). Hyperbaric and diving medicine. In J. L. Jameson, Harrison’s principles of internal medicine, 20e. New York, NY: McGraw-Hill Education. http://accessmedicine.mhmedical.com/content.aspx?aid=1164035738
  5. Nemer, J. A., & Juarez, M. A. (2020). Dysbarism & decompression sickness. Current medical diagnosis and treatment (2020). New York, NY: McGraw-Hill Education. https://accessmedicine.mhmedical.com/content.aspx?bookid=2683&sectionid=225057753

USMLE™ es un programa conjunto de la Federation of State Medical Boards (FSMB®) y la National Board of Medical Examiners (NBME®). MCAT es una marca registrada de la Association of American Medical Colleges (AAMC). NCLEX®, NCLEX-RN® y NCLEX-PN® son marcas registradas del National Council of State Boards of Nursing, Inc (NCSBN®). Ninguno de los titulares de las marcas registradas está avalado ni afiliado a Lecturio.

¡Crea tu cuenta gratis o inicia una sesión para seguir leyendo!

Regístrate ahora y obtén acceso gratuito a Lecturio con páginas de concepto, videos médicos y cuestionarios para tu educación médica.

User Reviews

¡Hola!

Esta página está disponible en Español.

Details