Aprende. Aplica. Retén.

Tu camino hacia la excelencia médica.

Estudia para la escuela de medicina y tus examenes con Lecturio.

Síndrome de Piernas Inquietas

El síndrome de piernas inquietas, también conocido como enfermedad de Willis-Ekbom, se caracteriza por una fuerte necesidad de mover las piernas y una sensación desagradable que solo se alivia con el movimiento. El síndrome de piernas inquietas se produce después de inactividad, especialmente durante la tarde y la noche, y se asocia a la alteración del sueño. El síndrome puede ser idiopático o deberse a causas secundarias como la falta de hierro, embarazo, diabetes mellitus, uremia y enfermedad de Parkinson. Algunos fármacos, sobre todo los antidepresivos y la metoclopramida, también pueden desencadenar el síndrome. El manejo implica el tratamiento de la enfermedad subyacente, medidas de soporte y agonistas de la dopamina.

Responsabilidad editorial: Stanley Oiseth, Lindsay Jones, Evelin Maza

Índice de contenidos

Comparte este concepto:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en reddit
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Epidemiología y Patología

Epidemiología

  • Prevalencia:
    • Aproximadamente el 2% de la población está afectada por una forma grave del síndrome de las piernas inquietas.
    • Aproximadamente el 20% experimenta una forma más leve de síndrome de piernas inquietas en algún momento de su vida.
    • Mayor prevalencia: Norte de Europa y Norteamérica
    • Menor prevalencia: África
  • Más frecuente en mujeres que en hombres (atribuido al embarazo como factor de riesgo)
  • Antecedentes familiares positivos en 40%–60% de los casos
  • Edad de inicio:
    • El síndrome de piernas inquietas se ha descrito en todos los grupos etarios.
    • Más común y más severo en la población de mediana edad y ancianos

Fisiopatología

La fisiopatología exacta del síndrome de piernas inquietas sigue siendo objeto de investigación. Aunque son más frecuentes en la edad avanzada, no se ha demostrado que los procesos neurodegenerativos desempeñen un papel en el síndrome de piernas inquietas. Los estudios han demostrado algunos factores causantes o asociados a la enfermedad:

  • Sistema nervioso central:
    • Reducción de las reservas centrales de hierro
    • Anomalías en los sistemas dopaminérgicos
    • Disfunción talámica
    • Alteración del metabolismo de los neurotransmisores (glutamato, glutamina, GABA, opioides endógenos)
  • Sistema nervioso periférico:
    • Sensibilización de las fibras A-delta (transmiten señales de dolor hiperalgésico, neuropático)
    • Alteración del flujo sanguíneo intramuscular de la pierna
    • Hipoxia periférica
    • Alteración de la función endotelial
  • Otros:
    • Antecedentes familiares y genética
    • Anemia ferropénica y bajas reservas de hierro
    • Embarazo (especialmente en el 3er trimestre)
    • Enfermedad renal crónica (uremia)
    • Enfermedad de Parkinson
    • Esclerosis múltiple
    • Diabetes mellitus
    • Trastornos tiroideos
    • Fármacos:
      • Antidepresivos
      • Antihistamínicos
      • Antagonistas de los receptores de la dopamina
      • Cafeína

Presentación Clínica y Diagnóstico

Presentación clínica

  • Los pacientes se quejan de una necesidad constante e intensa de mover las piernas o los brazos (raramente otras partes del cuerpo):
    • Empeora con la inactividad
    • Se alivia con el movimiento
    • Peor por la noche que por el día
  • Las sensaciones que desencadenan las ganas de moverse pueden describirse como:
    • Desagradables, pero no necesariamente dolorosas
    • Profundas
    • Hormigueantes
    • Ardientes
    • Pruriginosas
    • Progresivas
    • Entumecedoras
    • Tensionantes
  • Los síntomas no se explican por otros trastornos médicos o conductuales.
  • Síntomas en los brazos: descritos sobre todo en el síndrome de piernas inquietas severo y persistente
  • Síntomas secundarios: insomnio, depresión, ansiedad

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza clínicamente utilizando los criterios anteriores.

  • Estudios de laboratorio para excluir causas secundarias:
    • Estudios de hierro
    • Nitrogeno ureico en sangre
    • Creatinina
    • Glucosa en sangre en ayunas
    • Hormona estimulante de la tiroides (TSH)
    • Vitamina B12
    • Folato
    • Magnesio
  • Si se sospecha una polineuropatía o una radiculopatía, debe considerarse la realización de una electromiografía (EMG) con aguja y estudios de conducción nerviosa.

Tratamiento y Pronóstico

Tratamiento no farmacológico

  • Recomendado para el (EMG) de leve a moderado
  • Evitar medicamentos o sustancias agravantes (cafeína).
  • Medidas de soporte (ejercicio, masajes en las piernas, almohadillas térmicas, educación)
  • Tratar la causa subyacente:
    • Sustitución de hierro si la ferritina es ≤ 75 μg/L
    • Hemodiálisis en caso de insuficiencia renal

Tratamiento farmacológico

  • Recomendado para el síndrome de piernas inquietas crónico o severo
  • Levodopa: se utiliza para el síndrome de piernas inquietas intermitente (no para síntomas diarios)
  • Ligandos del canal de calcio alfa-2-delta:
    • Tratamiento de 1era línea
    • Mejores para pacientes con dolor comórbido, ansiedad, insomnio o adicción a los agonistas de la dopamina
    • Ejemplos: gabapentina, pregabalina
  • Agonistas de la dopamina:
    • Tratamiento de 1era línea
    • Mejor para pacientes con depresión comórbida u obesidad/síndrome metabólico
    • Ejemplos: pramipexol, ropinirol, rotigotina
  • Anticonvulsivos:
    • Considerar en casos severos (síntomas diarios).
    • Ejemplos: carbamazepina, valproato
  • Las benzodiacepinas y los opioides pueden aliviar los síntomas, pero es mejor evitarlos debido al potencial de abuso y dependencia.
  • Considerar terapia de aumento (combinación de 2 medicamentos) en los casos en que la monoterapia fracase.

Pronóstico

  • Tasas de remisión espontánea: 30%–60%
  • Factores de riesgo para cronicidad: antecedentes familiares positivos, mayor edad de inicio

Diagnóstico Diferencial

  • Trastorno de movimientos periódicos de las extremidades: trastorno del sueño definido por un número excesivo de movimientos periódicos de las extremidades durante el sueño. Este trastorno puede provocar alteraciones del sueño, fatiga diurna y cambios en la polisomnografía. El manejo es similar al del síndrome de piernas inquietas. El trastorno de movimientos periódicos de las extremidades es un diagnóstico de exclusión y debe considerarse siempre como un diagnóstico diferencial del síndrome de piernas inquietas.
  • Acatisia: trastorno del movimiento caracterizado por una sensación interna de inquietud generalizada e incapacidad para sentarse, así como un intenso deseo de moverse. La acatisia suele asociarse al uso de medicamentos antipsicóticos (especialmente los antagonistas de la dopamina). A diferencia del síndrome de piernas inquietas, los síntomas no están presentes solo por la noche, no se acompañan de sensaciones desagradables en las piernas u otras partes del cuerpo, y no mejoran con el movimiento.
  • Parasomnias: un patrón de trastorno del sueño marcado por acciones, actividades o eventos fisiológicos inusuales que ocurren durante el sueño o las transiciones sueño-vigilia. Los síntomas pueden incluir movimientos, emociones, sueños y actividad autonómica anormales. A diferencia del síndrome de piernas inquietas, los síntomas se manifiestan durante el sueño y no causan perturbaciones continuas.

Referencias

  1. Latha Ganti, Matthew Kaufman, and Sean Blitzstein. (2016). First Aid for the Psychiatry Clerkship, 4th edition. Chapter 15, sleep-wake disorders, page 169.
  2. Matthew Sochat, Tao Le, and Vikas Bhushan. (2019). First Aid for the USMLE Step 1, (29th ed.), page 507.
  3. Sadock, B. J., Sadock, V. A., & Ruiz, P. (2014). Kaplan and Sadock’s synopsis of psychiatry: Behavioral sciences/clinical psychiatry (11th ed.). Chapter 16, Sleep-wake disorders, pages 533–563. Philadelphia, PA: Lippincott Williams and Wilkins.
  4. Ondo, W. (2021). Clinical features and diagnosis of restless legs syndrome and periodic limb movement disorder in adults Retrieved March 28, 2021, from https://www.uptodate.com/contents/clinical-features-and-diagnosis-of-restless-legs-syndrome-and-periodic-limb-movement-disorder-in-adults
  5. Mansur A, Castillo PR, Rocha Cabrero F, et al. Restless Leg Syndrome. [Updated 2020 Oct 23]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK430878/
  6. Lee, C. S., Kim, T., Lee, S., Jeon, H. J., Bang, Y. R., & Yoon, I. Y. (2016). Symptom Severity of Restless Legs Syndrome Predicts Its Clinical Course. The American journal of medicine, 129(4), 438–445. https://doi.org/10.1016/j.amjmed.2015.12.020

Estudia desde donde sea

Lecturio Medical es el complemento perfecto para la escuela de medicina. Estrategias de aprendizaje basadas en la evidencia, videos, preguntas de repaso, y mucho más – todo combinado en un recurso
fácil de usar.

Maximiza tu aprendizaje con Lecturio

Complementa tus estudios de medicina con Lecturio, una plataforma todo-en-uno fundamentada en estrategias de aprendizaje
basadas en la evidencia.

User Reviews

0.0

()

¡Hola!

Esta página está disponible en Español.

🍪 Lecturio utiliza cookies para mejorar su experiencia de uso. Al continuar utilizando nuestro servicio, usted acepta nuestra Declaración de Privacidad de Datos.

Details