Configura tu espacio de estudio para tener éxito: mantente saludable mientras estudias

Configura tu espacio de estudio para tener éxito: mantente saludable mientras estudias

Estudiar durante horas a la vez en una posición encorvada puede tener consecuencias. En lugar de normalizar hábitos poco saludables, hablemos de cómo mantenernos sanos durante los periodos intensos de estudio.
Woman studying in bed with laptop and drinking coffee
Marcy S.

  ·  

septiembre 10, 2021

Tabla de Contenidos

Marcy s.

Marcy S.

Marcy es una estudiante de medicina de tercer año, originaria de Florida; planea entrar en Dermatología o Medicina Familiar.

La temporada de exámenes se acerca. Estás sentado y encogido, el cuello extendido hacia delante, los ojos fijos en la pantalla de tu laptop. Después de estudiar durante largas horas, finalmente te levantas, sintiéndote confundido y con un dolor de cabeza inminente. Luego, tratas de conciliar el sueño para despertar y volver a hacer lo mismo al día siguiente, y así hasta concluir los exámenes. Cuando terminas los exámenes, tus ojos están opacos y necesitas ponerte al día con dos semanas de sueño reparador.

Este es un escenario común para la mayoría de los estudiantes de medicina; sin embargo, no debe convertirse en hábito, ya que podría conducir a un estilo de vida poco saludable. Hay métodos para mantenerte sano y en cabal salud durante periodos de estudio tan intensos. La planificación adecuada y el cuidado personal pueden combinarse para crear hábitos de estudio menos estresantes y más efectivos.

Deja de estudiar en la cama: configura tu espacio ideal de estudios

Es imperativo designar un espacio de estudios bien organizado. Estudiar siempre en un espacio establecido te ayuda a entrar en el estado de ánimo adecuado. Ya sea un estudio en casa o un lugar específico en la biblioteca, tener ese espacio e ir allí todos los días para estudiar te ayuda a formar un hábito de concentración cuando te encuentres en ese sitio. 

No debes utilizar una cama, un sofá ni cualquier lugar de ocio o relajación como espacio de estudio. Esos lugares pueden amplificar las distracciones y convertir la concentración en relajación. Es mejor establecer un espacio de estudio bien iluminado, silencioso y aislado de las distracciones para mantenerte enfocado.

Tu área de estudio debe contener todo lo que puedas necesitar: laptop, papel, bolígrafo, agua, auriculares, etc. A veces, menos es más: para disminuir las distracciones y concentrarte mejor, ten solamente lo que necesitas para estudiar.

Analizar la ergonomía: cómo sentarte mientras estudias

Ahora que tu espacio de estudio está configurado, estás listo para empezar, pero ¿qué sucede cuando permaneces sentado en un escritorio durante horas? Durante el estudio, es importante tener en cuenta la ergonomía.

La ergonomía es una ciencia aplicada que atiende al diseño y la disposición de las cosas que la gente utiliza, y tiene el objetivo de promover su uso eficiente, seguro y saludable.

Diversos estudios demuestran que poner en práctica los principios ergonómicos es beneficioso para la salud, reduciendo el riesgo de sufrir trastornos musculoesqueléticos, así como para la productividad. Estas investigaciones han descubierto que las prácticas ergonómicas reducen los niveles de dolor y estrés y mejoran la productividad, permitiendo realizar tareas de forma más rápida y eficiente.

Back pain from studying too long

Buena postura

Una forma de observar los principios ergonómicos mientras se realiza el trabajo de escritorio consiste en tener una postura equilibrada. Siéntate con la espalda y el cuello rectos y asegúrate de que la parte inferior de la espalda esté bien apoyada. Las rodillas deben estar dobladas a 90 grados y ambos pies deben apoyarse en el suelo. Tus brazos deben estar al lado de tu cuerpo y los codos flexionados en un ángulo de 90 grados. Apoya los antebrazos sobre la mesa.

¡Mantente en movimiento!

La esencia de la ergonomía es adoptar diversas posiciones para reducir la tensión que se acumula sobre tu cuerpo si permaneces en una sola posición durante largo tiempo. Una manera de variar tu postura y movimientos mientras estudias consiste en usar un escritorio ajustable. Levantarte de vez en cuando y cambiar de ubicación, desde estudiar en el escritorio hasta en el suelo, o incluso caminar de vez en cuando, son otras formas de evitar el estrés.

Qué hacer durante las pausas de estudio

Once you’re in your study space, it may be easy to get stuck in the zone, and keep pushing through to get whatever you may nUna vez que estás en tu espacio de estudio, puede ser fácil seguirte de largo hasta terminar lo que estás haciendo. Hacer esto día tras día llega a ser agotador, y termina afectando tu organismo si lo conviertes en un hábito. Aunque puede ser tentador continuar estudiando, es muy importante tomar descansos y aprovecharlos al máximo. Dependiendo del tiempo que emplees en completar una tarea, programar y distribuir los descansos puede ayudar tanto a relajarte como a hacer que tu estudio sea más eficiente. Es posible que esto te permita completar las sesiones de estudio con más rapidez.

Aquí hay algunas sugerencias sobre qué hacer durante los descansos:

Muévete

¡Es muy importante moverse durante las pausas! Permanecer en posición estacionaria durante horas puede ser perjudicial para el cuerpo. Ponerte de pie o salir a caminar, incluso por cinco minutos, es beneficioso para la circulación y puede ayudarte a sobrellevar el resto del día.

Haz estiramientos

También es importante estirar el cuerpo. Esto permite el flujo sanguíneo adecuado y la relajación durante periodos en los que se acumula la tensión por permanecer en la misma posición mientras estudias. Muchas personas se olvidan de estirar sus cuerpos, lo que lleva a desarrollar dolores de espalda y cuello, por ejemplo. Moverse, estirarse y adoptar una posición ergonómica adecuada mientras se estudia conduce a hábitos de estudio físicamente más saludables, evitando así desarrollar dolores crónicos con el tiempo. Aprendí a adoptar la postura adecuada mientras estaba en mi escritorio, ya que tendía a inclinarme y extender el cuello demasiado hacia delante, lo que me produjo dolores de cabeza. Enderezar mi postura y realizar estiramientos de cuello durante mis descansos ayudó a prevenir más dolor que de otra manera me habría distraído de mis estudios.

Come e hidrátate

A veces, cuando estamos ocupados y en actividad constante, centrados en nuestros propios asuntos, olvidamos una de las cosas más elementales: COMER. En la escuela de medicina, eso ha llegado a sucederme, y he visto cómo muchos estudiantes se saltan cosas esenciales, como comer o beber agua, solo para tener más tiempo para estudiar. Sin embargo, el cansancio termina por hacerlos irse para abajo. ¡Eso es muy poco saludable para cualquiera! ¿Podemos recomendarles a nuestros futuros pacientes este estilo de vida? Para nada.

Un amigo me advirtió que no me estaba cuidando, porque yo solo estudiaba y no comía, y terminaba sintiéndome muy débil al concluir el día.

¡La comida es combustible!

Para poder seguir adelante, es necesario recargar baterías. Para eso sirven las pausas. Pero la forma en que gastamos la energía también es importante. Comer es recargar tu energía para poder seguir trabajando, ¡así que recuerda hacerlo! Tomar colaciones o comidas completas en los descansos es importante para mantener tus niveles de energía.

Medita

Con tantas tareas por completar y horarios que cubrir durante el día, es posible que no tengamos tiempo para que nuestros cuerpos o nuestras mentes se relajen. A veces, pensamos en la siguiente actividad que tenemos que hacer, en lugar de despejar nuestra mente durante los descansos; usamos las pausas para ver hacia delante en lugar de restaurarnos. Mientras estudiaba para los exámenes de juntas médicas, un compañero de clase me sugirió practicar la meditación e incluirla en el proceso de mi programa de estudio. Mantuve esto en mente y lo he estado practicando desde entonces.

¿Alguna vez has mantenido tu laptop encendida durante días y después ha tenido fallos de funcionamiento, pero, al apagarla o reiniciarla, vuelve a funcionar como nueva? Cuando meditas, puedes aclarar tu mente de lo que la pueda estar obstruyendo, ya sea la ansiedad sobre las cosas que necesitas hacer o la preparación para una prueba importante; incluso preocupaciones no relacionadas con temas académicos. La meditación sirve como una manera de volver a centrarnos y reenfocarnos.

Socializar

Estudiar puede ser agotador, especialmente cuando permaneces aislado y en completo silencio. Socializar o simplemente charlar con un familiar, amigo o incluso compañero de clase durante unos minutos en tus descansos puede ser un buen uso de tu tiempo. Puede hacer que tu mente se aparte de las tareas pendientes. Hablar con otros también puede ayudarte a recordar que tienes el apoyo de quienes te rodean en todo lo que estás haciendo. Solo recuerda no dejarte llevar por la conversación y volver de la pausa para seguir con tu trabajo.

Administra tu tiempo

Darte una pausa por cada bloque de estudio es una buena manera de organizar tu tiempo y mantenerte atento a tu gestión del tiempo. Personalmente, estudio durante dos horas, luego paso veinte o treinta minutos en descanso, y luego regreso a estudiar por otras dos horas. Algunos combinan una hora de trabajo con quince minutos de descanso. ¡Haz lo que te funcione mejor! Cada persona es diferente. La clave es encontrar una cantidad sostenible de tiempo de estudio y, a continuación, tomar un tiempo establecido de descanso para recargar baterías.

Cuídate

Practicar el autocuidado, estudiando en un espacio limpio y dedicado, siguiendo principios ergonómicos y tomando descansos, puede ayudarte a ser más eficiente en el estudio. Cuando te sientes revitalizado puedes abordar tus tareas de estudio y ejecutarlas con más rapidez. ¿Quién no desea eso?

Más lecturas

La salud mental de los estudiantes de Medicina

En el primer día en la Escuela de Medicina nos dijeron que esta “es una maratón, no una carrera corta”. ¿Qué vuelve tan estresante a la Escuela de Medicina y qué puedes hacer al respecto?

Ingresar a la Escuela de Medicina: Cómo hacer una buena solicitud

Entrar en la Escuela de Medicina es un proceso complicado. Sin embargo, con la preparación adecuada puedes hacer una buena solicitud. Descubre cómo mostrarles a las escuelas qué tan fuerte eres como candidato.

Guía para sobrevivir en la Escuela de Medicina en EUA

Si vas a estudiar Medicina en Estados Unidos (EUA), debes dar una serie de pasos con mucho cuidado y saber algunos trucos para tener éxito en el programa.

USMLE™ es un programa conjunto de la Federation of State Medical Boards (FSMB®) y la National Board of Medical Examiners (NBME®). MCAT es una marca registrada de la Association of American Medical Colleges (AAMC). NCLEX®, NCLEX-RN® y NCLEX-PN® son marcas registradas del National Council of State Boards of Nursing, Inc (NCSBN®). Ninguno de los titulares de las marcas registradas está avalado ni afiliado a Lecturio.

Doc Mo presenting MSSG Comic

Get Your Free Medical School Survival Guide

Learn the Best-kept Secrets to Succeed at Med School with Doc Ossareh

User Reviews

¡Hola!

Esta página está disponible en Español.