¿Por qué no puedo dejar de aplazar las cosas? Cómo superar la peor pesadilla del estudiante de medicina

¿Por qué no puedo dejar de aplazar las cosas? Cómo superar la peor pesadilla del estudiante de medicina

La facultad de medicina puede llegar a ser abrumadora, por lo que no es de extrañar que en algún momento no nos decidamos a estudiar o lo evitemos por completo. Imagina que quieres empezar a trabajar y dices: “Comienzo en una hora”… y pasa una hora tras otra sin que emprendas el trabajo. Este es el terrible fenómeno de la procrastinación o aplazamiento.
Procrastination
Bianca Villanueva

  ·  

junio 13, 2022

Tabla de Contenidos

Bianca

Bianca Villanueva

Bianca es practicante médica en la Escuela de Medicina y Salud Pública del Ateneo en Filipinas. Es licenciada en Psicología, y actualmente trabaja en sus dos títulos de MD y MBA.

La mayoría de nosotros lo ha hecho. Nos sentamos cómodamente ante el escritorio, preparamos nuestros marcadores, abrimos un libro y… exploramos nuestro teléfono durante las siguientes dos horas. De repente, ha llegado el momento de dormir, casi no hemos hecho nada, y nos sentimos muy mal al respecto. La dilación es difícil de detener una vez que caes en ella. Eso es lo que vamos a abordar en este artículo.

¿Qué es la procrastinación?

La dilación o procrastinación es cuando se posponen las cosas que hay que hacer hasta que es demasiado tarde. Puede ser algo relacionado con tus estudios o con alguna tarea cotidiana. Mientras hagas a un lado las cosas que tienes que hacer cuando podrías estar haciéndolas, estarás procrastinando. La mayoría de nosotros, si no todos, lo hemos hecho de alguna manera, no importa cuán disciplinados seamos.

En cierto modo, es normal procrastinar de vez en cuando. Todo el mundo necesita esos momentos de descanso o respiro mientras estudia. Eso está bien, pero se convierte en un problema cuando comienza a afectar nuestra forma de trabajar. Los estudios han demostrado que la dilación afecta negativamente los resultados académicos de los estudiantes de medicina. Tienen dificultades para ponerse al día, asistir a clases y realizar bien sus tareas.

Suele ocurrir que los estudiantes de medicina preparan sus materiales de estudio solo para terminar pasando la mayor parte del tiempo navegando en el teléfono o jugando en la computadora.

Por lo tanto, tener tu libro abierto o tus documentos impresos no significa que estés siendo productivo.

¿Por qué no puedo dejar de aplazar las cosas?

Hay muchas razones por las que las personas procrastinan. Es especialmente común en el trabajo académico porque es difícil sentir la urgencia de hacerlo antes de que llegue el último minuto. Por supuesto, hay varios otros factores que propician este comportamiento. Otras razones para procrastinar podrían ser:

  • Subestimar la cantidad de trabajo. Muchos estudiantes aplazan una tarea porque piensan que pueden resolverla en el último minuto. Estos estudiantes retrasan su trabajo solo para encontrar que redactar su informe toma mucho más tiempo del que pensaban. Esto conduce a momentos estresantes y resultados poco satisfactorios.
  • Cantidades abrumadoras de trabajo. Puede ser intimidante ver cuánto tienes que absorber en la escuela de medicina. Es mucho material en muy poco tiempo. Habrá días en que no quieras absorber absolutamente nada.
  • Ir y venir entre tareas. Cuando estudias medicina, hace falta trabajar en modo multitareas. Pero, si no sabes cómo priorizar tus tareas, no vas a lograr nada. En la escuela de medicina, muchas cosas requieren enorme concentración, como estudiar. Por lo tanto, el modo multitareas difícilmente te dará grandes resultados. Aprende a priorizar y encuentra tiempo para todas tus tareas.
  • Distracciones. Esta es la razón más común por la que aplazamos las cosas. En un momento, estás concentrándote en tus estudios; al siguiente, volteas a ver el teléfono u otra ventana en tu computadora. Cuando te das cuenta, han pasado 3 horas y no has vuelto al estudio. Las distracciones están por todas partes y es difícil deshacerse de ellas.
  • Refuerzo positivo. Muchos estudiantes se atiborran de conocimientos. Eso puede funcionar para ellos, pero no para todos. Sin embargo, el hecho de que algunas personas se atiborren y obtengan buenas calificaciones puede conducir a más sesiones intensas porque ese comportamiento se ve recompensado.
  • Tareas insatisfactorias. Cuando no le das suficiente valor a una tarea, no te sientes motivado para hacerla. Por ejemplo, cuando no te gusta un tema, te resultará mucho más difícil estudiarlo simplemente porque no te parece interesante. Recuerda que todo lo que haces en la escuela de medicina, incluso si se trata de un tema que no te gusta, te pone un paso más cerca de graduarte y convertirte en un gran médico.
  • Agotamiento. A veces sientes que, no importa cuánto te motives a ti mismo, tienes enfrente una pared que te impide trabajar. En general, así se siente el agotamiento. Había días en que ni siquiera tenía ganas de pensar y solo anhelaba descansar. De todos modos, me forzaba a trabajar aunque estaba más que cansada, y de hecho era menos productiva que cuando acababa de tomar un descanso. No dejes de tomar descansos, y pide ayuda cuando estés agotado o te sientas a punto de estarlo.
Do it - procrastination
Image: “Do it” by Vic. License: CC BY 2.0

¿Cómo dejar de procrastinar?

Una pregunta común que se hacen los estudiantes es cómo dejar de procrastinar. Es muy frustrante dejar el estudio para más tarde y terminar pasando una hora mirando memes. Pero, ahora que sabemos qué nos lleva a aplazar las cosas, podemos abordar el problema desde sus raíces. A continuación, te ofrecemos algunos consejos:

  • Reduce tus expectativas, pero esfuérzate al máximo. Quizá seas el tipo de estudiante que quiere asegurarse de que sabe absolutamente todo. Eso no siempre es posible en la escuela de medicina. Necesitas distinguir entre lo que es indispensable saber y lo que sería conveniente saber si hubiera tiempo.
  • Dale valor al trabajo que realizas. Estudiar medicina es más que aprobar un examen. Motívate recordando lo lejos que has llegado y por qué decidiste entrar en la escuela de medicina. Puedes incluso darte un pequeño regalo o hacer una actividad que te guste al terminar de estudiar.
  • Fragmenta las tareas hasta que ya no parezcan abrumadoras. Puedes recompensarte después de cada tarea o tomar descansos entre una y otra. Incluso puedes intentar trabajar en intervalos. El punto es trabajar en fragmentos manejables.
  • Averigua cómo estudias mejor. No todo el mundo encuentra divertido enfrascarse en un libro. Algunas personas prefieren apoyarse en ver videos o diagramas. Otras prefieren leer casos clínicos reales. Trata de no perder tiempo leyendo páginas que apenas puedes entender. Mejor busca los recursos que mejor se acomoden con tu estilo de estudio.
  • Minimiza las distracciones. Tu espacio de estudio es sagrado. Utilízalo solamente para trabajar y estudiar. Evita comer o descansar en ese espacio para que tu cerebro sepa que, una vez que estés allí, ¡es tiempo de estudiar!
  • Evita atiborrarte. Aunque puede funcionar a veces, muchas personas sienten ansiedad cuando pasan toda la noche estudiando, atiborrándose de conocimientos. No es una práctica saludable, especialmente para alguien que planea hacer carrera en la industria de la salud. Quizá pienses que atiborrarte te funciona bien. Lo que realmente experimentas es una descarga de adrenalina que te ayuda a concentrarte. Sin embargo, es una solución rápida que no funciona a largo plazo. En realidad, no te ayuda a memorizar las cosas. Pero, si tienes que hacerlo, la siguiente sección es una guía que te ayudará a aprovechar al máximo el poco tiempo de que dispones.

¿Cómo “procrastinar” como todo un profesional?

En realidad, no voy a enseñarte cómo procrastinar. Pero habrá momentos en que sabes que tienes que atiborrarte. Ya sea porque eres ese tipo de estudiante, o te olvidaste de que hoy había una prueba (sí, sucede), o te la pasaste durmiendo toda la semana por accidente o por lo que sea. Lo más probable es que, si estás leyendo esto, en algún momento te vas a atiborrar. Así que veamos cómo puedes sacar el máximo partido a esas horas de estudio impulsadas por la adrenalina:

  • Prepara tu equipo para la batalla. Saca tus notas, tu laptop, un bolígrafo, marcadores, algo para comer y la bebida que prefieras (es decir, café). Vas a encarar una jornada agotadora, pero preparar tus pertrechos te ayuda a alistar tu cerebro para estudiar..
  • Desactiva las distracciones. Apaga la tele, el teléfono y cualquier otra aplicación que pudieras abrir. En lo personal, yo desconecto la conexión Wi-Fi de mis dispositivos. Necesitarás toda tu atención para emprender esto.
  • Consigue un temporizador. Contrariamente a la creencia popular, el estudio intenso no consiste en forzarse a seguir sin parar durante horas y horas. Todo es cuestión de ritmo. Si estudias sin parar, habrás perdido impulso cuando llegues al examen o, peor aún, te quedarás dormido. En vez de eso, trabaja haciendo intervalos de estudio y descanso.
  • Concéntrate en lo básico. Jerarquiza el tema general y las ideas clave de tus lecturas. No habrá tiempo suficiente para ver los detalles, por lo que tendrás que confiar en que tus conocimientos de las ideas generales te ayudarán a deducir la respuesta correcta. Al menos, eso debe permitirte eliminar algunas respuestas en los exámenes de opción múltiple y hacer buenas conjeturas.
  • Establece metas y recompensas. Plantearte metas y recompensas puede motivarte a enfocarte y avanzar lo necesario dentro de cierto lapso. Vas a necesitar mucha motivación, especialmente si planeas pasar toda la noche estudiando (cosa que no te recomiendo).

Recuerda que el material de la escuela de medicina no está pensado para ser absorbido en una noche.

Recuerda que el material de la escuela de medicina no está pensado para ser absorbido en una noche.

Necesitas programar tus horas de estudio y dormir lo suficiente para retener lo que aprendes en el largo plazo. Ese es el verdadero objetivo de la escuela de medicina. Ser médico es más que la suma de los exámenes que pasas o repruebas. Es resultado de la disciplina, el trabajo duro y un poco de suerte. Así que estudia con inteligencia y toma descansos de manera responsable. Tú mismo te lo agradecerás más adelante.

Más lecturas

Mitos comunes sobre la Escuela de Medicina

¿Es cierto todo lo que se dice sobre la Escuela de Medicina? Es hora de aclarar algunos de los mitos más comunes.

Ingresar a la Escuela de Medicina: Cómo hacer una buena solicitud

Entrar en la Escuela de Medicina es un proceso complicado. Sin embargo, con la preparación adecuada puedes hacer una buena solicitud. Descubre cómo mostrarles a las escuelas qué tan fuerte eres como candidato.

Guía de alternativas a la Escuela de Medicina y a la práctica profesional

La mayoría de nosotros pasa mucho tiempo pensando en sus decisiones antes y después de tomarlas.

USMLE™ es un programa conjunto de la Federation of State Medical Boards (FSMB®) y la National Board of Medical Examiners (NBME®). MCAT es una marca registrada de la Association of American Medical Colleges (AAMC). NCLEX®, NCLEX-RN® y NCLEX-PN® son marcas registradas del National Council of State Boards of Nursing, Inc (NCSBN®). Ninguno de los titulares de las marcas registradas está avalado ni afiliado a Lecturio.

User Reviews

¡Hola!

Esta página está disponible en Español.